ALEJANDRA ROSADO SAAD

"Cuando cierras los ojos y estas en el corazón, todo un nuevo mundo aparece"

Nació en la Ciudad de México como hija de Raquel Saad González y Juan José Rosado Camarena (+). A los 14 años se mudó a California donde vivió durante 5 años y luego regresó a la Ciudad de México con la intención de seguir una carrera universitaria, pero no pudo encontrar lo que la hacía feliz. A los 28 años dejó la ciudad y se dirigió hacia el sur a las playas del Caribe mexicano en busca de su camino y su misión. Allí encontró el fondo del mar donde, como videógrafa submarina, logró comunicarse profundamente con la vida de esta nueva galaxia, al tiempo que se sumergía en los colores del arte mexicano y descubría algo que se convertiría en su forma de compartir su visión de la vida con el mundo.
 
En 2008, después de un accidente automovilístico, su vida dio un giro radical, no pudo caminar durante casi dos años, y fue en ese momento cuando el recuerdo de su linaje artístico la llevó a crear arte, el arte que se convertiría en su mejor medicina y su forma de canalizar el dolor, creando obras para sanar su alma. Así, Alas de Sirena se convirtió en lo que ella llama arte medicina.
 
En el año 2010 comenzaría la caminata que aún hoy realiza, el encuentro con su pareja, la reconexión con su madre y la buena noticia de que es posible sanar las huellas dejadas por el accidente. Ese año regresó a la Ciudad de México para someterse a una cirugía de columna, que fue un éxito, y recibió la llave de todo lo que estaba buscando. Desde entonces, el camino rojo de los ancestros, del amor, del arte y de la medicina de la tierra se convirtieron en sus compañeros de viaje.
 
En 2016 se trasladó a Suiza para vivir, amar y expandir su mensaje al otro lado del Atlántico, y hasta el día de hoy está profundamente agradecida a la vida por su abundancia, su magia y sus bendiciones.

Arte Medicina

Danzante de Luna

Guardiana Rubí

Mujer Chakana

Madrina MaiKu